¿Qué son los Host Clubs de Japón?
junio 28, 2021
Para aumentar la frecuencia sexual esto no sirve
septiembre 20, 2021

¿Qué es el refuerzo intermitente?

Refuerzo intermitente en una relación

El refuerzo intermitente es una de las formas más potentes de mantener una conducta, ya que como el propio nombre indica, al ser intermitente no sabes cuándo te tocará recibir una de cal y cuando una de arena.

Este término acuñado por Skinner, de forma muy resumida evidencia que si una persona haciendo algo y obtiene una recompensa, esa conducta se potenciará, esperando volver a obtener la recompensa de nuevo. Pero, ¿qué pasa cuando haciendo lo mismo la recompensa no se obtiene? Cuando la obtenemos a intervalos, de manera impredecible, sucede lo mismo que comprobó Skinner con sus ratas en laboratorio, que accionaban una palanca y obtenían comida. Al ver que no siempre aparecía el alimento, se empeñaban en darle más y más a la palanca en lugar de, por ejemplo, buscar comida en otra parte de la jaula.

Esto, llevado a las personas, nos muestra que cuando nos mantenemos a la expectativa de que pase algo que esperamos, pero solo sucede a veces, acabamos más enganchadxs y más pendientes de ese estímulo, pues hemos visto que en otras ocasiones sí que ha aparecido y que esta no tendría por qué ser diferente. O que si antes se ha dado, puede volver a suceder y podemos volver a estar “bien”.

Este mecanismo es el mismo que opera por ejemplo ante los juegos de azar. Favorece mucho la adicción y no una acción consciente.

 En pareja, si observas que cuando estáis bien estáis muy bien, pero cuando estáis mal estáis fatal, que hay muchos altibajos, que hay muchos enfados y castigos, silencios y ley del hielo cuando a la otra persona algo le ha sentado mal, bloqueos y desapariciones y a los pocos días acercamientos, reconciliaciones y mucha intensidad…seguramente esté operando el refuerzo intermitente, y eso hace que pese a que sepas que la relación no es sana, te mantengas ahí, porque igual hoy estamos mal, pero mañana o pasado, estaremos genial. Y al final, a nivel emocional acaba siendo una montaña rusa. Y vivir en una montaña rusa permanentemente, suena algo cansado, ¿no crees?

¡Valórame!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×