Decir que no a los demás, es decirte que sí a ti
abril 21, 2022
¿Puedo pedirle a mi pareja que cambie?
mayo 19, 2022

Reavivar la pasión de pareja, ¿es posible?

A partir de cierto tiempo, el amor y la pasión parecen tomar caminos separados. ¿Sientes que tu relación de pareja ya no es tan ardiente como al principio? No te preocupes, es completamente normal.

El trabajo, la familia, las obligaciones, el acelerado ritmo de vida que llevamos… Aunque parezca increíble, a veces resulta complicado encontrar un hueco para el placer. Si a eso le sumamos el cansancio y la rutina, tenemos el cóctel perfecto para que la llama de la relación se vaya apagando.

Antes de que el fuego se extinga por completo, ¡ponte las pilas! Dedícale algo más de tiempo al erotismo e introduce algunos cambios en lo cotidiano para que esa llama vuelva a arder con fuerza.

 5 formas de reavivar la pasión de pareja

No dejéis que el enfriamiento termine por congelar vuestra relación. La mejor manera de conservar el calor de la pasión es mantenerse en movimiento, y aquí tienes algunas ideas para que el interés por el sexo siga en activo.

1.Cuidar el erotismo

Si piensas que el deseo va a aparecer como por arte de magia, estás muy equivocada. El deseo hay que moldearlo, cultivarlo y provocarlo.

¿Cómo ‘trabajar’ el erotismo para obtener los mejores resultados? En primer lugar, no puedes dejar que se limite a momentos determinados: debes hacer que forme parte de lo cotidiano con lo que haces y dices durante el día. Sentiros sexys y deseados y hacerle sentir lo mismo a la otra parte es una de las mejores formas de “teneros ganas” sexualmente hablando. En segundo lugar, es imprescindible dedicarle tiempo. Si no lo pones en práctica todos los días, terminará por convertirse en un aspecto prescindible de la relación

2. Dejar espacio a la espontaneidad

Un beso apasionado en el momento menos esperado, una velada erótica sorpresa, una nota misteriosa… El factor sorpresa y la espontaneidad resultan muy estimulantes.

La pasión no solo es una parte fundamental del encuentro sexual, sino que empieza mucho antes. Demuestra lo ardiente que puedes llegar a ser en los momentos menos esperados, déjate llevar y eleva las expectativas de esa velada erótica que seguro que ya estáis deseando compartir. Si algo tienen estos juegos espontáneos es que generan ganas de más.

3. Romper con la rutina sexual

Ni te imaginas la cantidad de experiencias que aún te quedan por vivir. ¡Y vosotros estancados en lo de siempre! Rompe con la monotonía y abre puertas y ventanas para que los nuevos aires eróticos ventilen vuestra relación.

¿Qué tal si empezáis por echarle un vistazo al catálogo de un sexshop online? Es un buen modo de hacerse una idea de todas las opciones disponibles para incrementar la intensidad y la diversión en vuestros encuentros.

No es necesario que os lancéis a por los juguetes y accesorios más complicados. Sin ir más lejos: una bala vibradora es un juguete muy fácil de usar y ofrece una increíble versatilidad.

4. Comunicación durante el sexo

¿Sabes cuál es el modo más sencillo de saber lo que le gusta a tu pareja? ¡Preguntárselo! Desinhíbete y no te cortes a la hora de preguntar qué, cómo, cuándo y dónde lo desea.

La comunicación durante el sexo es fundamental no solo para reavivar la pasión sino para hacer que la llama sea cada vez más intensa. Si los gemidos y suspiros no son suficientes, recurre a las palabras: son una guía inequívoca de lo que realmente deseas hacer y que te hagan.

5. Hablar del sexo fuera del sexo

La parte más erógena de tu cuerpo es… ¡tu cerebro! Para mantener el erotismo es necesario estimular la imaginación, y nada mejor que hablar de sexo fuera de los encuentros eróticos.

Este tipo de conversaciones que, por otro lado, resultan muy excitantes, también os ayudará a tener otra perspectiva de vuestras fantasías, anhelos y curiosidades. Es una forma estimulante de tantear el terreno antes de pasar a la acción.

Lo peor no es que decaiga la pasión, sino que desaparezca el deseo de recuperarla. Mantener viva esa llama después de mucho tiempo implica que los dos pongáis de vuestra parte. Un poco de imaginación y una pizca de factor sorpresa harán que recuperéis el interés por seguir descubriendo el placer mutuo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×