Terapia de pareja en Málaga

Terapia de pareja

Ofrezco atención y apoyo en los siguientes problemas o dificultades en mi área de terapia de pareja en Málaga:

  • Problemas de comunicación: Un gran porcentaje de los problemas de pareja, provienen de una mala comunicación. A veces resulta difícil aprender a decir lo que pensamos y necesitamos de manera asertiva, lo que en muchas ocasiones nos lleva a conflictos e interpretaciones erróneas.
  • Exceso de discusiones: Muy relacionado con los problemas de comunicación. Las discusiones continuas y excesivas pueden deberse a motivos diversos, pero uno de los pilares fundamentales a trabajar, junto con técnicas de comunicación saludables, es la (auto)regulación emocional, la empatía y el control de impulsos, entre otros.
  • Monotonía, insatisfacción con la relación: Rutina no es sinónimo de aburrimiento y/o monotonía. Sin embargo, en ocasiones podemos llegar a sentir que hemos perdido la ilusión en nuestra relación, que ya no nos motiva hacer actividades o pasar tiempo con nuestra pareja, o sencillamente, que no nos llenan las mismas cosas.
  • Ruptura de la relación: A veces los duelos post-ruptura pueden ser complicados. Si bien el paso del tiempo sana heridas y es un gran aliado, hacer terapia puede aportarte herramientas específicas y potenciar recursos personales para superar antes la ruptura.
  • Infidelidad: Superar una infidelidad no es un proceso sencillo, y muchas parejas se ven atrapadas en un bucle en el que priman la desconfianza y el recelo, junto con el miedo de que pueda volver a pasar. En estos casos unas sesiones de terapia pueden hacer que se rebaje bastante el nivel de malestar y que se den las condiciones necesarias para poder seguir adelante con la relación.
  • Problemas de celos, control y desconfianza: Los celos en ningún caso son sanos, ni positivos. Aprender a gestionarlos puede resultar un proceso complejo, ya que implica abandonar ciertas conductas (dejar de mirar el móvil, por ejemplo) y actitudes ("si no tiene celos, no me quiere tanto") para sustituirlas por otras más sanas.
  • Dependencia emocional: Cuando nos damos cuenta de que necesitamos a nuestra pareja y de que nuestra vida se ve limitada por esta dependencia y "enganche", una terapia individual o de pareja puede ayudar muchísimo.
  • Apertura de pareja/parejas abiertas: Si te estás planteando introducirte en otros modelos de relación menos convencionales, como las relaciones abiertas, es muy buena idea hacer algunas sesiones de asesoramiento para confeccionar un "contrato" con las condiciones que cada miembro de la pareja podría necesitar para hacer esta transición de la mejor forma posible.

Ángela Aznárez - Sexología y Sexología utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies