Terapia de pareja en Málaga

Realizo terapia de pareja en Málaga y online, atendiendo principalmente los siguientes motivos de consulta:

  • Problemas de comunicación: Un gran porcentaje de los problemas de pareja, provienen de una comunicación deficiente o nula, y en ocasiones, entendida de forma errónea. A veces resulta difícil aprender a decir lo que pensamos y necesitamos de manera asertiva, lo que en muchas ocasiones nos lleva a conflictos e interpretaciones.

  • Exceso de discusiones: Muy relacionado con los problemas de comunicación. Las discusiones continuas y excesivas pueden deberse a motivos diversos, pero uno de los pilares fundamentales a trabajar, junto con técnicas de comunicación saludables, es la (auto)regulación emocional, la empatía y el control de impulsos, entre otros.

  • Monotonía, insatisfacción con la relación: Rutina no es sinónimo de aburrimiento y/o monotonía. Sin embargo, en ocasiones podemos llegar a sentir que hemos perdido la ilusión en nuestra relación, que ya no nos motiva hacer actividades o pasar tiempo con nuestra pareja, o sencillamente, que no nos llenan las mismas cosas.

  • Ruptura de la relación: A veces los duelos post-ruptura pueden ser complicados. Si bien el paso del tiempo sana heridas y es un gran aliado, hacer terapia puede aportarte herramientas específicas y potenciar recursos personales para superar antes la ruptura.

  • Infidelidad: Superar una infidelidad no es un proceso sencillo, y muchas parejas se ven atrapadas en un bucle en el que priman la desconfianza y el recelo, junto con el miedo de que pueda volver a pasar. En estos casos unas sesiones de terapia pueden hacer que se rebaje bastante el nivel de malestar y que se den las condiciones necesarias para poder seguir adelante con la relación.

  • Problemas de celos, control y desconfianza: Los celos son una emoción más que hay que aceptar y gestionar, ya que pueden llegar a ser muy problemáticos en la pareja. Aprender a gestionarlos puede resultar un proceso complejo, ya que implica abandonar ciertas conductas (dejar de mirar el móvil de mi pareja, por ejemplo) y actitudes ("si no tiene celos, no me quiere tanto") para sustituirlas por otras más sanas.

  • Dependencia emocional: Cuando percibimos que tenemos la necesidad permanente de la otra persona, nuestras relaciones se caracterizan por ser inestables, muy intensas y con miedo, y nuestra vida se ve realmente limitada por esta dependencia y "enganche", una terapia individual y/o de pareja puede ayudar muchísimo.

  • Relaciones poliamorosas/no monógamas: Si te estás planteando introducirte en otros modelos de relación no monógama, como las relaciones poliamorosas, las relaciones "abiertas", la anarquía relacional... es muy buena idea hacer algunas sesiones de asesoramiento para trabajar cómo introducir los cambios en la pareja, qué necesitáis cada una/o, y a qué acuerdos vais a llegar, entre otras cosas.

  • Crisis de pareja: Es habitual que en ciertos momentos, especialmente en relaciones de larga duración, surjan crisis de pareja, en las cuales pueden darse uno o varios elementos de los mencionados anteriormente, junto con una fuerte sensación de desilusión, apatía, y de desconexión con la pareja.

¿Cómo funciona la terapia de pareja?

En la primera sesión vendréis los dos miembros de la pareja para realizar toda la recogida de información sobre el caso y crear la historia clínica escuchando a ambas partes. Desde este momento, ya se empieza a intervenir y a ver pautas.
Alrededor de la segunda sesión o la tercera, es recomendable poder atender a cada miembro de la pareja por separado para conocer su visión de la situación de forma individual. Lo que se habla en estas sesiones, es confidencial.
El resto de las sesiones, en principio serán de forma conjunta, y en cada una de ellas se trabajarán las herramientas y recursos necesarios para que podáis solucionar el problema. También se mandan ejercicios o recomendaciones para hacer en casa, es muy importante trabajar en esto si queremos resolver el problema de forma eficaz.
Es importante que sepas que la terapia de pareja no consiste en hacer de juez, o en valorar quién tiene razón o quién no. Consiste en plantear objetivos comunes y que trabajéis en equipo para conseguirlos.

¿Qué incluye la terapia conmigo?

Intervención individualizada

Cada caso es único y no se pueden aplicar las mismas técnicas para todo el mundo como si fuese una receta.Se elabora un plan de intervención totalmente personalizado y centrado en tus necesidades y en los recursos de los que ya dispones.

Materiales y ejercicios

La sesión no dura solamente la hora que estemos juntos, te enviaré material y ejercicios para seguir trabajando en casa y avanzar en la problemática de forma integral.

Comunicación y disponibilidad

Estaré disponible para ti por correo, Whatsapp o por teléfono para cualquier duda sobre los aspectos trabajados y los ejercicios.

Confidencialidad y tranquilidad

Todo lo que se habla en sesión, se queda en sesión bajo secreto profesional, tal y como lo recoge el Código Deontológico.