Ingredientes de una relación de pareja sana

Fantasías sexuales más comunes
septiembre 23, 2020
Día Mundial de la Salud Mental
octubre 15, 2020

Ingredientes de una relación de pareja sana

Ingredientes de una relación de pareja sana

Está claro que no existe la pareja perfecta, es más, no existe un modelo único de relación de pareja, cada una necesitará incluir sus propios ingredientes.

Pero sí que considero que hay ciertos aspectos que cuando se cuidan, facilitan que la relación sea más saludable, independientemente de si se trata de una relación monógama o no.

Un aspecto básico que no he incluido por considerarlo obvio, y porque me ha costado la vida sintetizar, ya que quería meter ochocientasmil cosas: el amor hacia unx mismx y hacia la otra persona (o personas) es indispensable.

Confianza: Sentir que existe de forma bidireccional, que hay sinceridad y apertura mutua para expresar las necesidades y para creer en y a la pareja.

Respeto: Hay límites muy claros que no se deben traspasar nunca (una agresión en cualquiera de sus formas) pero también es respeto validar los sentimientos y emociones de la pareja, aceptarla y no tratar de controlarla, restringir su libertad o coaccionarla nunca.

Intimidad: Cercanía, complicidad y conexión que se crea con la pareja para poder compartir y expresar sentimientos, emociones, pensamientos…sin miedo a ser juzgadx.

Deseo: No únicamente deseo sexual, ya que hay relaciones en las que esto no tiene por qué ser fundamental (por ejemplo, las personas asexuales, que no sienten atracción sexual, pueden sentir deseo pero probablemente no sea un ingrediente fundamental en sus relaciones), por lo que hace referencia tanto al deseo sexual como al deseo de querer compartir espacios, experiencias y planes con esa persona.

Comunicación: Comunicación como concepto a través del cual compartirnos y expresarnos, aunque a veces implique discutir, esto es algo natural que si está bien llevado no tiene que ser problemático.

Compromiso: Como decía Sternberg en su teoría triangular del amor: decisión, implicación, voluntad por cuidar y mantener el vínculo pese a las dificultades. Estar ahí.

Libertad: Es fundamental que os sintáis libres dentro de vuestra relación, que elegís y decidís estar ahí, y que también conserváis otras parcelas de vuestra vida a nivel individual que no son compartidas.

Compartir valores: No tienen que ser los mismos, pero sí que es importante que sintáis que vuestros valores en cierta medida están alineados y van hacia el mismo punto, para poder albergar proyectos comunes y remar en la misma dirección.

Honestidad: La honestidad y la sinceridad (ojo, no el sincericidio) son fundamentales para una buena confianza. Esto no implica contarlo absolutamente todo, ya que entonces perderíamos nuestra parcela de intimidad personal.

Faltan muchos ingredientes más que no me caben, como por ejemplo mantener unas expectativas realistas, una buena resolución de conflictos, empatizar, la reciprocidad, saber convivir, la generosidad, la admiración…

Como decía, cada pareja tendrá los suyos, y descubrirlos es importantísimo para estar alineados con lo que queremos 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ángela Aznárez - Sexología y Sexología utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies