Fingir un orgasmo te aleja de tenerlo
septiembre 20, 2021
4 series con contenido erótico para potenciar el deseo sexual
octubre 14, 2021

¿Qué es el sesgo de confirmación?

¿Qué es el sesgo de confirmación?
¿Qué es el sesgo de confirmación?

Si tuviese que definir qué es el sesgo de confirmación brevemente, sería algo así como la tendencia a buscar y/o interpretar información que de manera que confirme mi punto de vista, creencias e hipótesis. “Ver lo que quieres ver”.

Por este motivo, ante un hecho objetivo acabamos dándole más credibilidad o importancia a la información que confirma mi punto de vista, aunque haya también evidencia que lo pueda descartar.

Una parte muy negativa que tiene esto, es la inflexibilidad y la rigidez cognitiva. Ideas muy fijas que no cambian con facilidad, y que se toman a menudo como “verdades universales”, olvidando que hay numerosas situaciones que se prestan a tener más interpretaciones, o que cuentan con evidencia que apunta a otras direcciones.

Acabamos haciendo caso omiso a los argumentos que contradicen nuestra creencia, y prestando atención selectiva a cualquier indicio que la confirme. Y esto, inevitablemente afecta enormemente a la forma en la que percibimos la realidad.

Pongamos un ejemplo. Imaginemos a una persona que se encuentra en una relación de dependencia donde impera el refuerzo intermitente con alguien que tiene muy poca responsabilidad afectiva y no la trata bien. Cuando ella observe en la otra persona conductas amables, de arrepentimiento o atención, estará muy receptiva a esto y lo utilizará como reafirmación de que la relación no es “tan mala” como parece. Aquí incluso a veces sucede lo típico de que se argumenta con otras personas como evidencia “¿Ves que no es tan mala esta persona? Mira lo que ha hecho por mí” En cambio cuando la otra persona tenga conductas relacionadas con el pasotismo, la poca comunicación, o incluso la manipulación o el chantaje, la persona que está ahí enganchada no va a estar tan susceptible de ver estas conductas, ya que van en contra de sus creencias preestablecidas.

Y es que no hay más ciego que el que no quiere ver.

¿Conocías este término?

¡Valórame!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×