Razones por las que es positivo hablar con tu pareja sobre sexo

¿Qué es el slow sex?
junio 10, 2021
Cómo salir de la monotonía en pareja
junio 22, 2021

Razones por las que es positivo hablar con tu pareja sobre sexo

Aun a día de hoy en pleno 2021 hay personas a las que les resulta bastante complicado hablar sobre sexualidad, y que lo sienten aún como un tabú, como algo que les despierta vergüenza incluso a la hora de hablarlo en el ámbito de la pareja, o yendo un paso más allá, a la hora de practicarlo. Es característico en casos así encontrarnos con que estas personas tienden a tener sus encuentros eróticos con la luz apagada o muy tenue, y a realizar prácticas más “convencionales” o donde haya poca exposición. Desde luego que cada persona debe vivir su sexualidad como desee, pero en ciertos momentos nos topamos con obstáculos que realmente convierten en algo muy complicado el verdadero disfrute de la sexualidad.

Por otra parte, nos podemos encontrar con el otro extremo, y es que socialmente está normalizado hablar sobre sexo en reuniones sociales, o bromear con el tema de manera frecuente, e incluso compartir las experiencias que se han tenido, lo cual acentúa aún más en las personas que lo viven con cierta dificultad, el hecho de que tienen esta dificultad, que son “raras”.  

Imagen de cottonbro

Como sexóloga, para mí es importante que se hable de sexo, de sexualidad, de erótica, de lo que nos gusta, de lo que no, de cuáles son nuestros límites…porque tengo claro que de lo que no se habla, no existe. Pero entiendo también que no hay que hacerlo de manera forzada, no a cualquier precio, y no por hablar más a menudo de sexualidad, vas a tener una vida sexual más plena, o una relación más sana con tu sexualidad.

Por ello en este post os quiero explicar por qué es saludable y positivo que podamos hablar con nuestra pareja abiertamente sobre sexo:

  • Porque si lo hablo, tengo el poder de cambiarlo, construirlo a mi medida: Es decir, siguiendo con la línea de que “de lo que no se habla no existe”, si no hablamos de nuestras relaciones sexuales con nuestra pareja, es difícil que podamos realizar cambios sobre las mismas. Y podéis pensar, ¿por qué tendría que haber cambios? Pues porque a lo largo de la relación, especialmente en relaciones de larga duración, ambas partes de la pareja (o las que haya, que también existen las relaciones no monógamas y poliamorosas) van a ir experimentando cambios, van a ir evolucionando. Porque las personas somos así, no somos estáticas, la vida cambia y nosotrxs cambiamos con ella. El sexo y la pareja no van a ser la excepción a esto.
  • Porque me da la oportunidad de compartir mis fantasías, y en ciertos momentos, hasta hacerlas realidad. Sí, porque fantasía no equivale a querer llevarlo a cabo. Las fantasías sexuales son esas secuencias mentales, esas imágenes o “películas” que suceden en nuestra mente, en nuestros pensamientos, y que actúan como combustible para activar la erótica. Por tanto, fantasear con algo no va unido a querer hacerlo realidad, en absoluto. De hecho, es muy común que no se desee llevar a cabo (por ejemplo, puedo fantasear con hacer un trío, pero no deseo hacerlo con mi pareja). Pero en ciertas ocasiones, son fantasías que sí deseamos realizar, y para eso viene genial poder hablarlo con mi pareja y ver si a ella también le apetece (por ejemplo, hacerlo en la playa, o en algún lugar de la naturaleza, en el coche, probar algún juguete nuevo, hacer algún juego de roles…)
  • Porque me permite marcar mis límites: muchas personas experimentan dificultades para decir que no, no solo en el plano sexual sino en la vida en general. A veces se da el perfil de que son personas un tanto complacientes, que buscan la aprobación de los demás…pero no siempre tiene que ser así. El problema de este rasgo en el ámbito erótico y sexual es que si no digo que no a cosas que no me apetece hacer, me estoy forzando a hacerlas, cuando a lo mejor mi pareja sexual ni si quiera sabe que esto es así. Por eso el consentimiento es muy importante, pero también el deseo, es decir, hacer las cosas con ganas, porque me apetezca, no porque “toque” o por “cumplir” con nadie. Y yendo más allá del hecho de decir que no, nos encontramos con los límites o con las prácticas que no queremos hacer. Por ejemplo, un límite puede ser que no quiero hacer sexo anal, o que no me gusta que en el sexo oral haya eyaculación facial o en la boca, por poner unos ejemplos.
  • Porque favorece el autoconocimiento erótico: Sí, como lo lees. El autoconocimiento no es solamente algo que tiene que ver con la autoestima y el autoconcepto (que de hecho es uno de los pilares fundamentales) también tiene un “área” que hace referencia a si nos conocemos bien eróticamente hablando. Y es fundamental para que sirva como base, como brújula para marcar desde ahí tanto los límites, como las fantasías que deseo realizar y las que no, como las cosas que simplemente a día de hoy no me llaman la atención o no me apetecen (o sí). Entonces, si no me conozco bien eróticamente, voy a tener esa carencia. Algo que ayuda bastante a trabajar ese autoconocimiento es escucharme, revisarme, escribir lo que pienso y siento…pero también hablarlo, ponerlo en palabras, escucharme decirlo en voz alta e incluso debatir con mi pareja, son actividades que fomentan el autoconocimiento.
  • Porque puede ser divertido: exacto, parece que el humor no es importante, pero nada más lejos de la realidad. Desde mi punto de vista, el sentido del humor es algo fundamental de cara a cómo afrontamos la vida y los acontecimientos que nos van sucediendo, pero también creo que la risa actúa como pegamento en los vínculos y en las relaciones interpersonales, y las relaciones de pareja no son la excepción. Hablar de sexo aunque sea en total confianza a menudo genera cierta vergüenza, o cierta risa al tocar temas íntimos, por lo que si nos echamos unas risas en pareja, nos conocemos mejor, y encima nos sentimos más unidos, ¿qué más podemos pedir?
Imagen de cottonbro

Estos son solo algunos motivos de lo útil que resulta hablar sobre sexo en pareja. Si quieres coger ideas sobre temas de conversación con los que poder debatir, te recomiendo que le eches un ojo al blog de Vivesexshop, donde además de profundizar en temas relacionados con la sexualidad, también podéis conocer más sobre juguetes eróticos.

Así que ya sabéis, ¡a hablar se ha dicho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×